Wednesday, June 27, 2007

Un cuento de ficción.

Hubo una vez en la tierra el paraíso prometido. Un sito para el descanso, para probar la melancólica utopía de la paz. No había nadie en el pueblo que dejara su cómoda vida. No había una sola persona que conociera el mundo exterior. La tranquilidad era su virtud y su condena. Destinados a descansar eternamente, como si la quietud entre sus años los protegiera de los males que la humanidad no deja de padecer. No había tristezas, ni desolación, era simplemente un lugar olvidado, ignorado por los que a prisa intentaban vivir afuera. Era el lugar al que todos quisieran ir de vez en cuando.

Pero el lugar dejó de existir porque cierto día un joven iluso y fastidiado decidió salir del olvido. Compró una computadora, luego otra, otra, otra y una más hasta convertirlo en un centro de entretenimiento y pérdida del tiempo en línea. Llenando de vicios a los inocentes-pobresdiablos, que se enfrentaron con la realidad de la banda ancha.

Webopolis dejó de ser una ciudad de sueños, se convirtió en el cibercafe, más codiciado de la ciudad de Monterrey... y ahí terminó la paz.

Y ahí comenzó la era de las TIC's, del correo electrónico y del chat.

2 comments:

No soy nadA said...

te invito al juego.
visita mi blog.

víctor del s.c. de j. said...

Hey Almita en mi blogo puse un reto musical y hay premios!!!...dese una vueltecita por ahi, a lo mejor y le interesa y se gana algo, saludooos!

P.S. Que verificación de la palabra más extraña: "smenita"...es palabra pero no es nada...