Monday, June 11, 2007

Con los comentarios que se suscitaron en el post pasado, me quedé pensando en la piratería.

Debo aceptar que el post pasado lo hice con bastante coraje de saber que hacen copias de uno de mis productos mexicanos favoritos, que incluso cuando estoy de viaje consumo y que extraño enormemente ahora que no puedo tomar y hace tanto calor.
La piratería es mala, muy mala.. si pero para quién? No soy economista por lo que si bien es cierto que se nos ha dicho del riesgo que hay al hacer y comprar piratería, no parece afectarnos directamente cuando hay que comprar algo y buscamos el mejor precio.
Algunos alegan que se trata de calidad, cosa que también es un mito hasta cierto punto, hace un tiempo mi hermano se compró unos converses piratas y yo el mismo día unos originales, hoy, yo tengo un par de converses nuevos porque los míos se rompieron y mi hermano (que es más descuidado) aún sigue con el mismo par. Y aquí me contradigo, porque alego que la corona si no es de México NO ES de calidad.. ven cómo es este asunto?
Se dice que es cuestión de prestigio, de ser el que usa las marcas... estudio comunicación, he trabajado en proyectos de publicidad y posicionamiento. Sabemos que el status es cuestión de la marca que pague mejores comerciales.
Es cuestión de legalidad, de honestidad, de valores. Sí lo es. Y entonces resulta que todos somos deshonestos, ilegales y que los valores se perdieron hace tiempo. Y no porque seamos “malos” sino porque la culpa no la tendremos nosotros.. sacaremos el escudo de: "es que no gano lo suficiente" (que no lo gano)," es que no es robar porque me costó", "es que eso lo dicen los que tienen dinero". Y quizá sea así, pero tampoco.
Recuerdo, por ejemplo que cuando vine de Canadá traje muchos regalitos “baratos” porque obvio no tenía un gran presupuesto pero no podía verme mal y llegar con brazos vacíos. La sorpresa fue traer regalos que decían made in China. La vida se me pasa entre clonaciones. Las sandalias que uso son made in Taiwán y la compre en Laredo. Tengo una payera que dice: Sevilla y también está hecha en Taiwán.
En esta ocasión no me voy a poner a juzgar a quienes hacen piratería, ni a quienes la compramos. Simplemente, me parece que es parte de mi realidad verla y que aunque no me gusten muchas cosas, como mi linda cerveza, también soy culpable porque me bajo muchas cosas de internet y permito que esto siga ocurriendo. Es triste en muchos sentidos que la piratería fragmente nuestra identidad. No sé son de estos fenómenos que hay que mirar desde muchos lados, son cosas de las que uno habla desde su propio punto de vista.






¿A poco no?

5 comments:

nOiSe said...

Y odio todo lo que sea pirata... me bajo música de internet, pero si me gusta lo que escucho, compro el cd.
y donde estará el castigo por ser honesta que ayer me fui de compras y adquirí unos jeans que me costaron carítsimos y están super lindos y así, el caso es que cuando los estaba acomodando en mi closet, vi que en la parte interior del pantalón traía una etiqueta que decia: MADA IN CHINA, joder... me dió tanto coraje que pague millones por el maldito pantalon y que resultara hecho en china, si bien la calidad es muy buena y está hermoso, pero odio a los pinches chinos!!!

snif snif!

la amiguis mily said...

Uy amiguis eso de la piratería si que es todo un tema; lástima que muchas veces los valores morales quedan rezagados por lo poco que tenemos en el bolsillo :S!!

víctor del s.c. de j. said...

Digan NO a la piratería...

Anonymous said...

que todos nos piratearamos a todos seria hermoso, nadie se enojaria y el dinero no seria un factor para el que crea cosas :)

Shirley Camacho said...

REALMENTE ES MUY CIERTO TODO LO Q DICES HACERCA DE LA PIRATERIA... LO REALMENTE COMPLICADO ES BUSCAR QUIEN ES MAS CULPABLE....

TE DEJO TAREA EN MI BLOG....

SALUDOS