Friday, March 06, 2009

Un niña, no importa estatus social, raza, color, ideología o demás características.. siempre soñaba tener una BARBIE ( y contando con suerte LA TUVO). Sí esas muñecas carísimas (bueno a mi si me parecen caras) que tienen cuerpo de señoritas y el cabello largo. Esas muñecas con las que podías pasar horas y horas jugado. Si mal no recuerdo para las niñas de mi época las barbies se volvían las reproductoras-protagonistas de lo que sucedía en las novelas por la tarde, así depsués de ver horas cargadas de drama .. las niñas se juntaban a jugar sobre lo que habían visto. Ya saben, barbie era pobre y tenía una enemiga que quería bajarle a Ken que era el más guapo y rico de la ciudad. Se jugaba entonces a los melodramas más increíble jamás escritos por televisa, que ahora gracias a los "refritos " podemos volver a ver (aunque sinceramente yo no los veo ya más) y repetir al lado de la muñeca que esta semana cumple 50 años de haber sido creada.
Lo destacado de esta muñeca es que a diferencia de otras.. BARBIE ya era una muejr adulta, es dcier, no se trataba de un bebe al que había que cuidar, alimentar y cambiarle el pañal.. sino era lo que toda niña quería ser en algun punto: una mujercita!!!



Mi primera barbie llegó como a los once años a mi vida, fue el regalo más emocionante que recuerdo esa navidad. Pero mi barbie era simple, sólo tenía traje de baño y no venía con ningún accesorio.... Siempre quise tener una que fuera veterinaria, porque cabe destacar que a pesar de todo Barbie ha sabido seguir las corrientes sociales de cada época, cuando se le criticó de ser un estereotipo en contra de las mujeres y su integridad, Barbie salió de la casa y se convirtió en toda una profesionista, fue veterinaria, doctora, maestra, enfermera, represnetante de la ONU, gimnasta, patinadora de hielo, gemela y son el tiempo llegaron sus amigas para hacerle compañía. Eso sí debo confesar que las barbie de ROPA ROSITA me caían gordas, creo que fue por ellas que desarrollé mi odio por ese color, que ahora es tan EMO y está tan de moda.



Recuerdo además que jugar Barbies no era sólo cosa de género, si bien estas muñecas fueron diseñadas para representar el estereotipo de la mujer.... los niños siemrpe quería jugar o por lo menos destruir el mundo de barbie. Les encantaba desvestir y despeinar a las muñecas.. y entre mis anécdotas favoritas puedo mencionar que yo tuve un vecinito que adoraba jugar conmigo a las muñecas (hoy ya no me preguntó más el por qué resultó Gay mi amigo) y pasabmos horas arreglando las cabelleras rubias y castañas de tan singular muñequita. Teníamos casa, carros, ropa y lo que no teníamos lo inventabamos: rompiendo ropa de mi mamá creamos vestidos. Usando cajas de zapatos y dulces hacíamos banquetes.. y la tarde así transcurría entre aventuras de muñecas
Hoy me parece que fue hace mucho tiempo esa época y que ya no existe esa misma emoción por tener una barbie. Ya son otros tiempos, ya hay juguetes nuevos y melodramas supongo más tecnológicos para juntarse a jugar... pero yo la neta me quedo con mis barbies (que aun debo tener guardadas en mi closet) y veo con añoranza la infancia que se fue al lado de estas muñecas... ¿Quién diría que algo tan material puede generar tantas emociones?

4 comments:

SLADER said...

Recuerdo esas muñequillas. Una prima de mi edad y su hermana (como de tu edad) que viven al lado de mi casa tenían montones de Barbies de todos los tipos y accesorios y esas cosas.. Yo tenía unas cuantas tortugas ninja (a Donatelo, Rafael y Miguel Angel, jeje) y unos Thundercats y yo a webo quería que mis monos fuesen las 'parejas' de las Barbies, en vez de los Ken's... Pero nunca se pudo. Así aprendí que no es correcto que un hombre/felino, o una tortuga entreanda (por una rata) en artes marciales, pueda andar con una niña fresa como las barbies. Que chafez!!

Saludos

Zegim said...

Entre todo lo negativo que siempre se dice la Barbie, no se puede negar que tiene su lado positivo.

MMM said...

Si mal no recuerdo, alguna vez leí que si existiera una mujer de carne y hueso, con un cuerpo esas proporciones, no podría estar en pie, dado que sus piernas son demasiado delgadas para su cuerpo...

Es lo más interesante que le encuentro a la muñequita esa...

Saludos...

Dream Weaver said...

Claro, yo también extraño mis épocas de jugar con Barbies. Es una pena que las de estos tiempos ya parezca que tienen toda una rePUTAción de las malas =S De verdad que odio las Barbies nuevas, yo digo que son mala influencia!