Friday, March 23, 2007

Retomé a uno de mis autores favoritos (Paul Auster) con una de sus historias poco conocidas, y además, a mi gusto más bizarra que otras: Mr. Vertigo. La historia de un niño con pretensiones de volar. Y me puse a pensar lo divertido que podría poder hacerlo alguna vez.. y no me refiero a volar en avión, afortunadamente esa experiencia la he vivido un par de veces, pero me refiero al hecho puro de sentirnos pájaros con alas o mariposas con delgadas alitas volando de entre las manos de los seres humanos…

Volar con el cuerpo
Volar por el aire frío y crudo…
Volar con el espíritu.
Volar con la convicción de pisar el suelo cuando algo sale mal.
Volar para huir.
Volar por placer.

Volar por casualidad

Volar inesperado
Volar de aquí.
Volar más cerca de ti… más hacia ti.
Volar por el mero gusto de saber que somos capaces de todo.

Aunque para mi volar se reduce a soñar….

1 comment:

víctor del s.c. de j. said...

Ahhh..volar, es uno de mis sueños, ser libre, todo se reduce a ti y al viento...ahhh...divina y deliciosa libertad, luego siento un m*drazo y despierto...estoy a oscuras en el piso de mi cuarto, me he caído de la cama...AHHHH...¡quiero volar!, jajaja. ¡saludos Almita!