Friday, October 28, 2005

Cuestiones de poder.
No sé si es sólo en mi cultura, mi familia o es un mal general del que se padece. Sucede que la estructura "modelo" de las familias tradicionales hace mucho rompieron el molde (gracias al cielo) y ahora los problemas de un ser humano se parten de manera proporcional al número de rupturas y soldaduras de los padres; en pocas palabras ya no nada más se "lidea" con mamá y papá, porque de añadidura tenemos a los abuelos, la parentela y muchas veces (en los peores casos) a las familias postisas y retacadas a webo!!. La cuestión, está por demás decir, es enrredosa, complicada y no tan agradable como se supone. Se dice que es el mal de las familias contemporáneas, para mi es el mal de una sociedad con problemas de comunicación, de razón, de entendimiento y hasta de calentura.
Por si esto no bastara entra el juego de poder: la eterna lucha de comprobar la ley del "más fuerte". Entre seres imperfectos todos buscamos los mismos patrones que si no tuvimos, nos gustaría tener, el porblema es que dado que no vimos ese patrón nunca, es obvio que no podemos entenderlo, mucho menos practicarlo.
A miles de kilometros lejos de mi lugar de origen y con una conversasión tan fría como puede darse en un mensajero (el de hotmail usado por comodiad) me sigue quedando tan claro como el agua quién es la que tiene el poder en la familia. Mi dulce madre, que a sus cuarenta y cacho años es una mujer realmente valiosa pero también alguien sumamente difícil, es capaz de aturdirme a la distancia con su fuerza. Imaginen que aún con usos horarios diferentes, con simples palabas escritas y meras tres lineas mi madre aún puede regañarme y gritarme (metafóricament claro, tampoco es milagrosa) como si fuera una bebe.
No puedo hacer un blog dedicado a la relación tan extraña que tengo con mi madre, porque para eso tendría que hacer un blog dedicado excluisvamente a ella.. el blog llevaría por nombre "Frustración de una hija, traumas de una madre: Cómo exosrcisar los demonios de sus adorada madre". Sin embargo, y lo que me parece más curioso del asunto, es que ese constante juego de poder no sólo se da en la escala familiar, sino que se repite en la mayoría de los círculos sociales actuales. Lo que tanto se alega del machismo y su concecuencias ya son teorías viejas, dado que hoy en la guerra por el poder y por el control todos le entran parejo.
Pero por el eterno castigo, sé que tarde o temprano ya no seré una amenaza en el terreno utópico de sujetar mi vida y atacar la de otros, sino que seré pura realidad. Soy una controladora en potencia y segruo tengo que aprender cómo regañar por internet, a mi madre qué bonito le sale saltarte a la yugular y lograr que en cinco minutos se le deje de extrañar tanto.
:S. A mi me da miedo.

3 comments:

lasrita said...

huy pues bueno el estar tantos años lejos de mi familia me hizo llevar una mejor relacion con ella...
ya que los pocos momentos que teniamos era para platicar de las cosas ed cada uno y darnos cariño...
ahora regrese a casa y vivo con mi mama...la relacion cambio...nos vemos diario, pero soy una persona diferente y trato de quererla tal cual es...bueno auqnue me cuesta mas trabajo cuando ando de malas...
en fin...

Snow White said...

me he paseado un poquito por tu blog... esta cool, al parecer, tu eres cool!

^^

la familia... um... gran tema, un poco triste para mì, en mi casa... somos cuatro desconocidos que se apellidan igual. A veces me parece que no es màs que eso.

Cheers!!

Gupi *

Pochaca-Kuromi said...

Las relaciones con la familia son extrañas, y pienso que a veces el hecho de tener comunicación entre todos los seres que la componen queda de lado ante la tolerancia.

Aunque con mis papás me llevo bien y ahora que he crecido mi mamá es otra a la que era, ella también fue siempre una mujer muy difícil, su influencia en mi vida y la de mi hermana es incuestionable, siempre estabams necesitadas de su aprobación... La verdad te entiendo, yo también en alguna ocasión estuve lejos y ni con tantos kilómetros podía estar exenta de ella, aunque meses de una buena terapia me hicieron empezar a aceptar el convivir plenamente con una mujer con sus propios traumas interiores...

el tiempo es el que arregla ciertas cosas, ojalá en tu caso resulte así...

Saludos!