Wednesday, August 01, 2007

La tecnología en contra de la diversión.

Hoy pensaba en la tecnología. Estaba leyendo un par de cosas sobre la incorporación natural de lo tecnológico en nuestras vidas, leía además las entrevistas que hizo Esáu a los poetas de afinidades afectivas y también pensaba en el asunto del encuentro de bloggers acá en mi ciudad (PROXIMAMENTE).. todo esto hacia (además de estar en mis prácticas) cuando me vino una reflexión-experiencia basada en estos hechos.

Cuando yo era más pequeña, solía ser la típica niña que llamaba:
- Buenas tardes, su refrigerador está andando???
- Sí....
- Pues corrale que ya va en la esquina.

- Se encuentra el señor Marrano
-SÍ, YO SOY
- Uy pues que ascoooo


Hoy no me parecen tan divertidas, pero en su tiempo lo eran. Esas bromas estúpidas fueron muy buenas hasta que llegaron esos famosos "identificadores de llamadas". Mis bromas terminaron cuando una señora nos regresa la llamada a la casa, le mienta la madre a mi abuelita y entonces me castigan una hora viendo la pared (si ese tipo de castigos sufría yo)... esa fue la última broma que hice. Ya los identificadores terminaron con estas prácticas pre-adolescentes.
Me pregunto- ¿Qué tipo de bromas hacen los niños EMO de estos años? Supongo que con mensajitos, con celulares. No lo sé.... Me puse a pensar en eso y me doy cuenta de como la tecnología se ha metido en cosas tan simples como eran esas. Hoy hasta las bromas tienen que cambiar porque la tecnología nos obliga.

5 comments:

Newé Nesérame said...

ach sí, qué triste fue cuando llegaron los identificadores!!!!

Hoover lavando
Hoover planchando...
Vieja pendeja me la estoy cotorreando!!!! jajajajaaja esa era la onda

víctor del s.c. de j. said...

Así es Almita, la tecnología se mete en nuestras vidas y somos nosotros los que en ocasiones nos tenemos que adaptar a ella.

Bueno lo de las bromas por teléfono, yo también era de esos escuincles.

Aunque no creo que los niños EMO se pongan a hacer eso, están demasiado ocupados odiando al mundo y cortándose la piel a escondidas para sentirse vivos...que tristeza...

Gabriela said...

Hola Alma,

Yupi! volví a encontrar tu blog!

¿Sabes? Precisamente hace un par de días, mi sobrina de 12 años me quiso jugar una bromita usando la tecnología (a mi mamá logró engañarla, pero con mi astucia no contaba).

Se fue a una página, creo que se llama Ask Joe o algo así, y supuestamente le "preguntaba" algo sobre mí; al dar enter le daba la respuesta. Mi escuela y mi edad salieron correctas, pero cuando le dije "pregúntale cómo se llama mi jefe" me dijo "Mmm... no. Otra cosas. Eso no se lo quiero preguntar" jaja. Ahí descubrí que ella de alguna forma metía las respuestas para que aparecieran y hacerte creer que la compu era psíquica.

MI mamá si estaba bien espantada, pensaba que era alguna página satánica o algo jajaja, pero no, son la nuevas bromas que hacen los jóvenes usando la tecnología. Obviamente mi sobrina se divertía como loca.

Felíz miércoles :D

Alma said...

Uy que surrealista Gabriela! No manches.... jajaja ese tipo de bromas son de esas que a mi edad sólo se veían en las películas.
Chale!!...

Belinda Morquecho Chavez said...

hola aqui visitando tu pagina por primera vez, y yo tambien me divertia como enana con esas bromas junto con mi hermana y mis primos eran geniales
y pues quien sabe ahora con que se divertiran
saludos