Monday, October 09, 2006

Que bonito poder quejarme de la semana pasada. Donde entre enfermedades, un choque a la puerta izquierda del carro, un robo en mi propiedad privada (abrieron mi carro y le sacaron todos mis tesoritos), un regaño diario, un dolor de cabeza, un chingo de trabajos en la escuela, una computadora nueva que pasó a chingar a su madre, se me fueron los días.

Eso fue todo el asunto de mantenerme alejada del medio, ya ni si quiera para estudiarlo me puse las pilas (sí confieso que descuidé la tesis), pero otra vez volvemos al carril de la paciencia y el aprendizaje.

Mientras Colima sigue transformándose en una ciudad (si no me creen, esperen el post sobre
Zentralia y los eventitos que con ella vienen), los Colimitas aguardan pacientes por la llegada de la feria de Todos Santos y su reinita nueva, y pedimos que por favor no maten a ningún “charrito de Octubre”, en las tradicionales Fiestas de Cuauhtemoc.

Las cosas que suceden en mi estado.. ay y luego que por qué estamos como estamos?

1 comment:

Oscar said...

Madresantíiisimadelseñorsinpecadoconcebida!!! Se me hace que ahora si andas medio salada. Eso necesita un viaje urgente a Catemaco para una limpia. Oh mygosh!!

Cuidate Almita, mientras tu estes entera lo material es lo de menos. (aunque si duele).

Saldudos.