Saturday, June 17, 2006

Reflexiones cercanas a un blog.

En el sentido estricto de la palabra, tener un blog (o bitácora) es sencillo si se cuentan con las herramientas necesarias para ello. Por un lado, está el acceso a Internet y los conocimientos básicos necesarios para ir publicando. Es decir, estamos hablando de dos características claves que deberían existir en un blog: acceso y conocimiento del campo (o al menos disponibilidad para aprender).

Sin embargo, me parece (y esto como ejercicio de reflexión) que un blogger es aquel que tiene no sólo las dos características, sino que además algo tiene que decir. Para mi esta claro que soy una blogger mediocre hasta cierto punto, ya que a últimas fechas no he procurado que mi actualización y mis entradas sean más cuidadas. Si bien es cierto que podría sacar una o mil excusas para ello, deberé reconocer que el blog para mi es una continua práctica. Desde creatividad hasta reconocimiento, de ensayo, de reflexión, de búsqueda, de cuestiones, de palabrería que llenan el ciberespacio de datos y códigos que difícilmente a alguien ajeno a mi le parecerán importantes.

No se trata sólo de decir algo por decirlo, tampoco se trata de actualizar sin motivos, ni de dejar un blog sin entradas nuevas. El ser blogger es una actividad que cualquier persona puede desarrollar, pero que no cualquiera puede hacerlo bien. Es el caso del actual blog, pero lo sé y lo acepto.

Este es un “experimento” y como tal tiene sus pocos aciertos y sus miles de fallas. ¿Dónde radica una y dónde la otra? No es sencillo responder. No soy experta en la materia, no soy quién para pretenderlo tampoco.

Hoy escribo sobre desvaríos de reflexiones semi.importantes en mi constante lucha por no cerrar este espacio. Mañana, esperaremos qué sucede.

A mi se me enseñó a hacer las cosas bien o mejor no hacerlas… lástima que nunca he sido muy buena para aprender y obedecer.

Seguimos….

4 comments:

víctor del s.c. de j. said...
This comment has been removed by a blog administrator.
víctor del s.c. de j. said...

entiendo total y absolutamente como te sientes, hay ocasiones en que de plano me gustaría escribir en mi blog la cura contra el cáncer o hacer un post existencial que resuelva las dudas de la gente, y al momento de hacerlo me doy cuenta que en realidad no tengo nada importante que decir y mejor desisto de hacerlo. Como tú bien dices: "las cosas se hacen bien o no se hacen"...interesante filosofía, yo también la aplico. También debo confesar que la última palabra de tu post me tranquiliza, por un momento pensé que nos dejabas. Saludos!

LeMoN said...

Por lo que se un blog es una bitácora y en estas según la tradición se deben escribir los acontecimientos más importantes de cada día. Por lo que a mi respecta no respeto eso y me parece que muchos bloggers tampoco. En mi humilde opinión se debería cambiar el nombre a uno que mejor se adapte a lo que posteamos.

Benja said...

Ya me pusiste a chispear el cerebro (y a estas horas).

Y pues yo tengo una opinion un poco diferente mi estimada Alma. Personalmente creo que el formato de un blog es meramente técnico, porque la información que éste pueda contener no tiene barreras ni condicionantes de ningún tipo, ni siquiera de estilo y/o presentación, o al menos, eso es lo que nos dice Blogger en el contrato de uso.

Yo creo que cada quien escribe lo que quiere, y es leído por quien tenga alguna afinidad o sienta aunque sea algún mínimo interes por lo que encuentra, y así como tu consideras que tu blog es un experimento a nivel personal, también lo es la blogosfera para Blogger a nivel mundial.

Leer la bitacora de alguien más es curiosear en otro mundo, en otra perspectiva de la vida, sea ésta trascendental o no, hable de su vida o de algún tema impersonal, pero leerlo depende de cada quien, y extraer el jugo de cada blog también.

Sigue con tu experimento, y por cierto, bienvenida de nuevo al tercer mundo (ah y yo sí he leído todos tus post, bueno, desde que te leo).