Wednesday, February 01, 2006

My name is...
Las razones de mi intensa plática de café el día de hoy pueden derivarse de múltiples causas; supongo que todo comenzó con el hecho de estar viviendo por primera vez en un país extranjero, del cual siempre me sentí ligada por algún pretexto. Seguramente la educación que recibí desde el Kinder (ven como uso la palabra anglosajona de lo que es el jardín de niños) donde me enseñaron que geográficamente pertenezco a incontinente América. Donde crecí con la ilusa idea que mi país es parte de Norte América. Me seguí desarrollando y los estandares económicos indicaban para un 1994 que el TLC era la onda y nos hacia hermanitos a los países de “abajo”.

No sé por qué me es tan recurrente este pensamiento de identidad… a lo mejor son las preguntas y las afirmaciones de los que aquí me rodean, lo que me hace dudar de a dónde pertenezco realmente.

Miro comerciales bobos y me río como una Canadiense más, pero miro las importadas novelas mexicanas y las disfruto como nunca lo hice en Colima, como todo con chile, pero igual disfruto un pan con miel de maple….

¿Cuál es mi patria verdadera?- Cynthia me lo preguntaba con el titulo de Ciudadana Canadiense, la cara de argentina y el acento chileno…

¿Será que realmente tengo más “sabor” latinoamericano que influencia Yanki?.

No lo sé, pero me parece más confuso entenderlo ahora. Antes simplemente era Alma Celia Galindo Nuñez. Hoy escasamente uso dos nombres y soy Alma Galindo. La mexicana, la latina, la Centro Americana (según los mapas de acá), la Norteamericana (según mi geografía aplicada), la Americana, la que habla español, la que intenta dominar el inglés y entender el francés…

Alma…. Díganme sólo Alma.
-----------------------------------------------------------
Post personal para un febrero.

Lo pensé y quiero ser una persona nice en medio del caótico mes… así que iniciaré una pequeña sección diaria en el blog: La parte donde hablaré bonito de alguien que sea importante para mi vida, como una especie de agradecimiento. Y para que me cueste más será con orden alfabético.



La primera es mi prima Alejandra. Palabras y cariño, en nuestra relación sobran. Ale ha sido no sólo parte de la familia, sino mi más antigua amiga, me conoce desde el día que nací. Crecimos juntas. Incluso aprendimos a putazos de la vida y sus tragedias. Pero también reimos con sus alegrías. Son ya veinte años recorridos. Con las alas de nuestro camino abiréndose, con cicatrices hemos sido más fuertes cada día y ahora con todo y la distnacia seguimos queriéndonos, extrañándonos y confiando la una en la otra infinitamente.

4 comments:

deivid said...

ah pero te querias ir de intercambio verdad? jajjajaja, no she clea!

relax morra, pasala chido y disfrutalo!

aca tesperamos.

lasrita said...

pues hay lugares k nos llaman mas la atencion k otros y nose pk hay una conexio...almenos en nuestro corazon...

yo tengo un primo k pareciamos hermanos, estudiamos juntos hasta la prepa y aunque en algunos moentos se pasaba conmigo por ser mas fuerte pues ahroa nos llevamos mejor k nunca...

saludos

Yo said...

Almilla, se desprenden de uno tantas cosas, otras solo se adhieren por costumbre...

Que bueno eso de los agradecimientos me encanto...

Saludos XD

Gaby said...

Hola Alma,

Me gusta mucho como escribes.

No entendí bien lo de tu identidad; por un momento pensé que eras mitad Canadiense y mitad Mexicana. Yo también vivo lejos de México y a veces pienso como norteamericana; es imposible no adaptarse y cambiar un poco. Sin embargo sigo amando mi México querido y me siento muy orgullosa de mi nacionalidad.

Saludos :)